El ritmo circadiano es un proceso fisiológico natural. Este ciclo determina los patrones de sueño y alimentación y también se aprecia en la actividad de ondas cerebrales, secreción hormonal, comportamiento celular y otras actividades biológicas. Se genera de forma endógena, pero está asociado a factores externos, como luz solar y temperatura.