Son elementos que no son fabricados por organismos vivos. Desempeñan un papel muy importante en el organismo en diversas funciones. Es posible obtenerlos a través de los alimentos y el agua. Los minerales se dividen en tres grupos: macrominerales (necesarios más de 100 mg/día), microminerales (necesarios de 1 a 100 mg/día) y minerales (necesarios menos de 1 mg/día).