Son organismos (bacterias, hongos, virus) capaces de causar una enfermedad en el cuerpo del individuo.