Las grasas poliinsaturadas son moléculas de lípidos que tienen más de un doble (o triple) enlace entre los átomos de carbono.