Formados por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, los aminoácidos son los componentes básicos de las proteínas. Sólo hay 20 tipos de aminoácidos, pero componen hasta 100.000 especies diferentes de proteínas en el cuerpo humano. Como nutrientes, tienen muchas funciones en nuestro organismo y son indispensables para el desarrollo celular, cerebral y óseo. Con beneficios para: prevenir la pérdida de masa muscular; el estrés; el proceso de curación; el estado de ánimo y el sueño; la antiinflamación y la absorción de calcio, los aminoácidos forman parte de nuestra rutina sin que nos demos cuenta, ya que están en grandes cantidades en alimentos como la carne de cerdo, pollo y ternera, y en pescados como el salmón, el mero, el atún y las sardinas.