Hongos es un término popular para indicar el basidioma o el ascoma (antes denominado cuerpo fructífero) de los hongos, que son las estructuras de reproducción sexual y pertenecen al grupo de los basidiomicetos o ascomicetos, respectivamente. Algunos de estos hongos son comestibles y pueden aportar varios nutrientes importantes para el cuerpo humano. Entre los principales beneficios del consumo de hongos están: la reducción del colesterol y del azúcar en la sangre, la reducción de los problemas cardíacos, mejora el funcionamiento del sistema inmunológico así como del sistema digestivo, mejora la salud de los huesos entre otros.