Las vitaminas son sustancias orgánicas que se encuentran en pequeñas cantidades en los alimentos naturales. Además, cabe destacar que las vitaminas son indispensables para el funcionamiento, el crecimiento y el desarrollo del organismo. Aunque no aportan energía, las vitaminas intervienen en los procesos básicos del funcionamiento del organismo, por lo que es importante que se consuman en cantidades óptimas. Y entre los principales beneficios de las Vitaminas están: la mejora en el funcionamiento del sistema nervioso e inmunológico, la prevención de enfermedades (principalmente la anemia), la mejora en el buen funcionamiento de los músculos, el crecimiento adecuado de la piel, el cabello y las uñas, entre otros.